Historia de Rochester, Nueva York

Historia de Rochester, Nueva York



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Rochester es el puerto principal del estado de Nueva York en el lago Ontario. Se encuentra a unas 70 millas al noreste de Buffalo. Los misioneros jesuitas franceses Chaumonot y Fremin visitaron a los indios Séneca en el futuro sitio de Rochester durante el siglo XVII. El primer asentamiento blanco permanente comenzó en 1789, cuando Ebenezer Allan construyó un aserradero y un molino en las cataratas. El crecimiento fue lento al principio, ya que la comunidad estaba algo alejada de la ruta principal entre Albany y Buffalo, pero con la apertura del Canal Erie, comenzó un auge. La población creció rápidamente de 1.502 en 1820 a 12.252 en 1834, cuando la ciudad fue constituida como Rochester. Varios movimientos políticos aparecen en la historia de Rochester. Thurlow Weed publicado El investigador anti-masónico en Rochester, que fue un bastión del Partido Anti-Masónico de 1828 a 1830. Más tarde, el abolicionismo fue apoyado activamente en Rochester, una importante estación a lo largo del Ferrocarril Subterráneo. Como hogar de Susan B. Anthony después de 1846, Rochester también fue testigo del crecimiento del movimiento por el sufragio femenino. Debido en parte a los esfuerzos de Anthony, la Universidad de Rochester, establecida por los bautistas en 1850, comenzó a admitir mujeres en 1900. La ciudad El primer hospital fue St. Mary's Hospital, establecido en 1857. El ciudadano corporativo más conocido de Rochester ha sido durante más de un siglo Eastman Kodak. George Eastman House es el museo de fotografía y cine más antiguo del mundo. Otro ciudadano corporativo, fundado en 1906 como Haloid Company, y pasó a llamarse Xerox Corporation en 1961. El sistema de parques de Rochester fue diseñado por Frederick Law Olmsted, arquitecto del Central Park de la ciudad de Nueva York. Rochester todavía es accesible por el tráfico de barcazas en el estado de Nueva York sistema de canales, pero la ruta original a través de la ciudad del Canal Erie ha sido "reciclada". Bajo tierra, un metro sigue su camino mientras Broad Street transporta vehículos arriba.


Historia de la ciudad de Rochester

A bordo de su velero de madera de 85 pies, el Mitad de Maen (Media Luna), Henrik Hudson entró en el río que ahora lleva su nombre el 11 de septiembre de 1609. Los comerciantes ingleses lo habían patrocinado para encontrar un pasaje al noreste de la India para la Compañía Holandesa de las Indias Orientales.

Como estaba buscando la India, llamó "indios" a los nativos que vio. El encuentro fue para cambiar la forma de vida de todos los involucrados. Pronto se alentó a los ciudadanos holandeses a establecerse en el valle de Hudson.

Lo que ahora llamamos The Rondout Valley estaba ocupado por el Delawares o Lenni-Lenape cuando llegaron los europeos. Los nativos americanos vivían cerca de arroyos donde la tierra era fértil, donde podían pescar y plantar cultivos. Despejaron los bosques cercanos con grandes incendios cada año después de su cosecha. Sus herramientas estaban hechas de piedra y hueso. Las azadas eran los omóplatos de animales grandes. Cultivaron maíz, frijoles y calabaza.

Los nativos americanos cortaron pedernal y otras piedras para hacer proyectiles mortales, puntas de flecha y puntas de lanza, que todavía se encuentran hoy a lo largo de las orillas del Rondout y otros arroyos, así como en los campos cercanos. También se encuentran cabezas de hacha de piedra y piedras para moler granos.

Hubo muchas escaramuzas y ataques entre los primeros colonos holandeses y los nativos americanos de nuestra área. Dos guerras, llamadas Las guerras de Esopus, ocurrieron en 1659 y 1663, y están bien documentados. El Capitán Martin Kreiger de la Compañía de las Indias Occidentales, fue el comandante de la expedición contra el Esopus tribu. Su Diario de la guerra de Esopus en 1663 describe las batallas de ese año en detalle. Algunas de esas batallas tuvieron lugar en o cerca de lo que ahora es Kerhonkson.

Un marcador de hechos históricos al costado de la carretera ubicado cerca del cruce de U.S 209 y Ulster County Road 3 (Samsonville Road) indica la ubicación, en Deyo Hill, de un fuerte colonial que protegió a los colonos de los ataques de los nativos americanos.

También se decía que los nativos americanos tenían un fuerte cerca de esa zona. Muchas aldeas nativas estaban rodeadas de empalizadas para la defensa y a menudo se las llamaba fuertes. El capitán Kreiger destruyó una aldea tan importante, que se dice que está en el área de Pataukunk, en su expedición de 1663. La expedición fue desastrosa para la población nativa.

En 1703, cuarenta años después de la expedición del Capitán Kreiger, la Corona de Inglaterra, entonces la Reina Ana, concedió la Patente de Rochester, en honor al Conde de Rochester, al área que los holandeses llamaban Mombaccus. Más tarde, en 1788, Rochester se incorporó como ciudad ... la ciudad de Rochester.

La patente era una enorme extensión de tierra, miles y miles de acres. La reina ordenó que los fideicomisarios de la ciudad, que eran el capitán Joachim Schoonmaker, Moses DePuy y el coronel Henry Beekman en ese momento, repartieran los acres de tierra a pedido de los colonos, muchos de los cuales habían hecho arreglos previos con los indios para asentar la tierra. zona.


Un pasado histórico

Pero, hace más de 200 años, el área estaba en gran parte sin asentar. Ridge Road, de apenas 30 centímetros de ancho, era un camino indígena a través de densos bosques. La sección restante de Merchants Road original, con sus nueve giros y curvas en una milla, refleja sus inicios como el enlace indio muy transitado entre Canandaigua y el río Genesee. Los primeros colonos incluyeron a los algonquinos, que más tarde fueron asumidos por los seneca. Los Séneca, que se unieron a la Liga de los Iroqueses, eran conocidos como los "Guardianes de la Puerta Occidental" y controlaban el comercio en todas las direcciones. Indian Landing en el condado de Monroe y rsquos Ellison Park marca el lugar donde se cruzan sus principales rutas este-oeste y norte-sur. Séneca luchó contra los franceses y los británicos para retener la posesión del área, pero una vez que los colonos revolucionarios regresaron a casa con historias de la buena tierra disponible aquí, el asentamiento comenzó en serio.

Oliver Phelps y Nathaniel Gorham, especuladores de tierras, compraron el área a Massachusetts, que era dueño de las tierras al oeste de Ginebra. Phelps luego negoció un tratado con Seneca, pero se negaron a vender la tierra al oeste del río Genesee. Phelps los convenció de que se separaran de un área de 12 millas de ancho por 28 millas de largo para la construcción de molinos en el lado oeste. Esta área se conoció como el "tracto de asiento de ldquomill" y fue el sitio del primer molino propiedad de Ebenezer Allan en 1789 (hoy este sitio está justo al oeste del puente de Court Street). Otra área más al oeste, creada por una corrección a la encuesta de 1790, se conocía como Triangle Tract y hoy incluye las ciudades de Clarkson, Hamlin y Suecia.

A medida que crecían los asentamientos, también lo hacía la necesidad de organización política. El área permaneció dividida por el río Genesee, y todos los asentamientos al este pasaron a formar parte de la ciudad de Northfield en 1796. Aquellos al oeste del río se organizaron en Northampton en 1797. Ambas ciudades se dividieron a medida que la población crecía rápidamente. Northfield primero se convirtió en Boyle, de la cual Penfield se separó en 1810, luego Perinton en 1812, Brighton y Pittsford en 1814, y luego Henrietta en 1818. Más tarde, Irondequoit se formó en 1839 y Webster en 1840. Mendon, creado en 1812, originalmente había sido parte de Bloomfield y Rush fue parte de Avon hasta 1818. Todas estas ciudades eran parte del condado de Ontario, lo que requería que todas las transacciones se registraran en la sede del condado, Canandaigua.

También se estaban produciendo divisiones similares en el lado oeste del río, ya que Northampton dio lugar a Parma y Riga en 1808, Gates en 1812, Suecia en 1813, Ogden en 1817, Clarkson en 1819 y Grecia y Chile en 1822. Union wasn & # 39t se formó hasta 1853, y luego se convirtió en Hamlin en 1861. Wheatland, conocido primero como Inverness, fue creado en 1821 a partir de tierras que habían sido parte de Southampton. Todos estos pueblos eran parte del condado de Genesee y los colonos tenían que viajar a su asiento de condado, Batavia, para registrar transacciones legales. Cada vez más, los colonos de ambos lados del río querían un asiento de condado más cercano a sus hogares y negocios y comenzaron a presionar por un nuevo condado.

Nathaniel Rochester había llevado la primera petición para un condado junto con la solicitud para incorporar el asentamiento de las cataratas en 1817. El pueblo de Rochester recibió su estatuto, pero la legislatura rechazó la idea de un nuevo condado. La presión de los líderes de los condados de Ontario y Genesee, que estaban ansiosos por continuar beneficiándose del rápido crecimiento del área, hizo que los peticionarios hicieran cuatro viajes más al capitolio estatal antes de que se aprobara la creación del condado de Monroe. Rochester solicitó a Albany con la ayuda de Elisha B. Strong y esta vez llevó su apelación directamente al Senado. El Senado aprobó por unanimidad la medida, y el 23 de febrero de 1821, la Asamblea aprobó la institución de un nuevo condado con una votación de 73-27. El condado, que cubría 675 millas cuadradas (430.000 acres), tuvo su primera transacción inmobiliaria oficial el 19 de marzo de 1821, aunque no se registró hasta el 6 de abril de 1821.

Las 14 ciudades originales del condado de Monroe y mdash Brighton, Gates, Clarkson, Henrietta, Mendon, Ogden, Parma, Penfield, Perinton, Pittsford, Riga, Rush, Suecia y Wheatland y mdasheach eligieron supervisores que estuvieron presentes en la primera reunión de la Junta de Supervisores el 8 de mayo. 1821.

La Junta de Supervisores de 43 miembros fue el órgano de gobierno del condado durante los siguientes ciento cuarenta y cinco años hasta que la decisión de un voto por persona de la Corte Suprema condujo a la creación de una Legislatura del condado de 29 miembros. Las reuniones se llevaron a cabo en tabernas o en un espacio prestado en el Ayuntamiento hasta que se completó un juzgado del condado. La tierra para el primer palacio de justicia fue donada por los padres fundadores Rochester, Fitzhugh y Carroll, quienes querían que el importante sitio comercial y legal estuviera cerca de sus extensiones en el lado oeste del río. El edificio de oficinas del condado, en 39 West Main Street, se encuentra en el mismo sitio donde se colocó la piedra angular del primer palacio de justicia el 4 de septiembre de 1821. Se construyó un segundo palacio de justicia aquí, pero fue demolido cuando se hizo demasiado pequeño para acomodar al condado juzgados y oficinas. Iniciado en 1894, el tercer palacio de justicia (actual edificio de oficinas del condado) celebró su centenario con la creación de una exposición sobre su historia. Un ejemplo único del estilo de arquitectura italiana, un estilo que no se ve con frecuencia en los edificios públicos, el edificio y la impresionante escalera y el mármol de rsquos aún inspiran. El segundo piso también ofrece a los visitantes la oportunidad de ver las piedras de molino originales del molino Allan & rsquos.


Casas Históricas

Esquinas de Winfield Westbrook Dirck
Van Wagenen Jacobus Van Wagenen
Terwilliger Smith Stillwell Wesbrook
Sahler Casa Sahler con granero
Todavía bien Jinete
Markle Krom: Lucas
Casa Krom Krom: Upper Whitfield
Krom: Upper Whitfield Casa de piedra de Hornbeck
Hoornbeck Diputado
Davis Escuela común
Cebada Sebastián Baker

Van Wagenen

Historia de Rochester

Historia de Rochester es una revista académica que ofrece artículos informativos y entretenidos sobre la historia y la cultura de Rochester, el condado de Monroe y Genesee Valley. El ex historiador de la ciudad Blake McKelvey publicó el primer número trimestral en enero de 1939 con el objetivo de ampliar el conocimiento de la historia local. Hoy dia Historia de Rochester se publica semestralmente (primavera y otoño) por la Biblioteca Central de Rochester y el condado de Monroe. Está financiado en parte por el Fondo de Publicaciones Frances Kenyon, establecido en memoria de la hermana de la Sra. Kenyon, Florence Taber Kenyon, y su amiga Thelma Jeffries.

¡Ediciones anteriores disponibles en línea!

En el 50 aniversario de la publicación, un proyecto de una década para indexar Historia de Rochester fue lanzado a través de la Oficina del Historiador de la Ciudad y el Consejo de la Biblioteca Regional de Rochester. Con fondos del Fondo de Publicaciones Frances Kenyon, se indexó la totalidad de la historia de Rochester. El índice se actualiza continuamente con cada nuevo número. Una subvención federal de la Ley de Tecnología y Servicios Bibliotecarios hizo posible digitalizar la revista y hacer que los números anteriores estuvieran disponibles en línea. El objetivo de esta subvención era compartir recursos locales únicos de forma electrónica, aumentando así la conciencia y el acceso a la historia local con fines educativos y de investigación. Los nuevos números de Rochester History están disponibles aproximadamente dos meses después de su publicación.

Índice

los Historia de Rochester El índice está organizado por tema e incluye todos los números hasta 2009. Está organizado en un formato fácil de leer que incluye referencias cruzadas con hipervínculos. Utilice los enlaces de navegación ABC en la parte superior para navegar por el índice. Haga clic en el enlace de volumen / número para ver el texto completo de los problemas de interés. Si está buscando una palabra clave en el índice, también puede utilizar la función "Buscar en la página" de su navegador (Editar - & gt Buscar o & ltCTRL & gtF).

Tabla de contenido

El índice está organizado por fecha, volumen y número, comenzando por el número más reciente.

Suscripciones

Suscripciones a Historia de Rochester están disponibles por $ 8 por año. Imprima y complete un formulario de pedido de suscripción y envíelo con un cheque pagadero a la BIBLIOTECA PÚBLICA DE ROCHESTER para:

Biblioteca Pública de Rochester
A la atención de: Departamento de Adquisiciones
115 South Avenue
Rochester, NY 14604-1896

La edición actual también está disponible por solo $ 4.00 en la tienda de la biblioteca:
Edificio de la biblioteca pública Bausch & amp Lomb
Biblioteca central de Rochester y amp Monroe County
115 South Avenue, Rochester, Nueva York

Directrices para el envío

La revista invita a la presentación de manuscritos que promuevan su misión de aumentar el conocimiento y el interés en la historia y la cultura locales y de colocar los problemas locales en un contexto nacional o global. Los artículos deben enviarse por correo electrónico a [email protected] Por favor, revise atentamente nuestras pautas de envío y prepare su manuscrito en consecuencia. Si tiene preguntas o desea obtener más información, envíe un correo electrónico a la dirección anterior o llame a la editora de la revista, Christine L. Ridarsky, al (585) 428-8095.

Informacion registrada

Historia de Rochester tiene los derechos de autor de la Biblioteca Pública de Rochester bajo la Oficina del Historiador de la Ciudad. Las preguntas sobre derechos de autor deben dirigirse a:

Oficina del Historiador de la Ciudad
Biblioteca Pública de Rochester
115 South Avenue
Rochester, Nueva York 14604
(585) 428-8095
[email protected]

Puede ser necesaria una autorización adicional de derechos de autor de las instituciones y los autores cuya propiedad aparece en Rochester History.


Seguimiento de la historia de una casa

Muchos residentes actuales y anteriores se comunican con la Oficina del Historiador y rsquos del Condado de Monroe para saber cómo pueden aprender más sobre el pasado de una casa y rsquos. Dependiendo del período de tiempo que esté buscando y de cuánto ya sepa, existen muchos enfoques diferentes para descubrir un edificio y rsquos y ldquogenealogy. & Rdquo

Si actualmente es propietario de la casa, busque el resumen del título que recibió en el momento de la compra. Esto rastrea el título de la propiedad hacia atrás a través de sus diversos propietarios, dándole nombres que luego puede investigar para completar la historia de su casa y sus rsquos. Sin embargo, tenga en cuenta que en Nueva York, el título se otorga solo al terreno, por lo que no puede confirmar la fecha de construcción de su casa simplemente encontrando al propietario más antiguo. Esta zona atrajo a numerosos especuladores de tierras hasta el siglo XIX que compraron grandes parcelas de tierra y luego las revenden con fines de lucro, sin realizar ninguna mejora.

A veces, la escritura incluirá una descripción de lo que hay en la propiedad, y las escrituras se pueden investigar en la Oficina del Secretario del Condado en 39 W. Main St .. Las transacciones de tierras desde febrero de 1984 hasta el presente están disponibles para buscar en línea a través de County & rsquos sitio web. Simplemente visite la Oficina en línea de County Clerk & rsquos y siga las sencillas instrucciones de búsqueda. Puede buscar por el nombre del propietario y determinar a quién le compró la propiedad oa quién se la vendió.

Para transacciones anteriores, puede visitar la oficina de Clerk & rsquos y buscar los índices de Grantor-Grantee. Los libros de contabilidad más antiguos están agrupados y abarcan un período variable de años. Para usarlos, comience con el nombre que conoce y decida si desea buscar al propietario anterior o al siguiente. Luego vaya a los grupos apropiados de libros de contabilidad, recordando que los otorgantes son los vendedores y los beneficiarios son los compradores.

Por ejemplo, si desea buscar John Smith & rsquos apple farm, y el único nombre que tiene es el suyo, puede ir a los libros de contabilidad de los beneficiarios y elegir el intervalo de años que crea que es correcto. Mire al frente en el índice que lo dirigirá a las páginas donde se encuentran todos los beneficiarios cuyos nombres comienzan con & ldquoSmi & rdquo. Dado que Smith es un nombre común, querrá buscar a la derecha de la página la ubicación de una propiedad si la granja de Smith & rsquos está en Webster, no querrá ver las escrituras en la ciudad de Rochester. Algunas descripciones de propiedades incluyen nombres de tramos originales y pueden ser confusas, pero generalmente puede reconstruir cuáles están en la ciudad y cuáles están en una ciudad o aldea. Si no puede encontrar la propiedad, consulte los libros de contabilidad de los años siguientes y / o anteriores.

Cuando localiza a John Smith, aparece & ldquoJoseph Jones & rdquo como otorgante. Ahora tiene otra parte de la historia de su casa y sus rsquos, y la capacidad de aprender más. Vaya a los libros de contabilidad del beneficiario nuevamente, revise el índice de las páginas de & ldquoJones, & rdquo y debajo de & ldquoJoseph Jones & rdquo busque una descripción de propiedad como la que se muestra arriba. Esta transacción le da el nombre del vendedor (otorgante) al Sr. Jones. De esta manera, puede rastrear una propiedad hasta la creación del condado de Monroe en 1821. La oficina Clerk & rsquos también tiene microfilmes de registros de los condados de Ontario y Genesee, donde se registraron transacciones de tierras antes de 1821.

Si desea saber qué pasó con la finca después de la propiedad de John Smith & rsquos, vaya a los libros de contabilidad del otorgante, siga el mismo proceso anterior y podrá determinar a quién le vendió su propiedad.

También verá una columna marcada como & ldquoLiber. & Rdquo Este es el número de libro y el número de página en el que se registró la transferencia de escritura real. Puede solicitar el microfilm para esto, y examinar y / o imprimir una copia de la escritura en la oficina de Clerk & rsquos usando estos números.

También puede obtener bastante información sobre una casa en la División de Historia Local de la Biblioteca Pública de Rochester en el segundo piso del Edificio Rundel. Los directorios de la ciudad están disponibles desde 1827 (hay algunas lagunas en los primeros años cuando no se produjeron) y los de la década de 1870 hasta el presente están en los estantes. Puede buscar un nombre y encontrar la residencia, el lugar de trabajo y la ocupación de un individuo durante la mayor parte del siglo XIX al XX. Muchos de los directorios de la ciudad también incluyen directorios de calles en la parte posterior de cada volumen. Las calles están ordenadas alfabéticamente y, junto a los números de las casas, están los apellidos y, a veces, los apellidos de los residentes. Al utilizar los primeros directorios, puede buscar la calle en la que se encuentra su casa y descubrir quiénes vivían allí antes y quiénes eran los vecinos. Tenga en cuenta que, en ocasiones, la ciudad volvió a numerar las calles, especialmente en 1884 y ndash1885, cuando muchas se modificaron radicalmente para proporcionar coherencia. Si la numeración de directorios anteriores le confunde, los directorios 1884 & ndash1885 incluyen dos números, el antiguo y el recién asignado. Si el número de su casa cambió, se anotará allí. Estos directorios también suelen señalar las parcelas vacías en una calle, lo que puede ayudar a tratar de fechar su casa.

La Landmark Society of Western New York también puede ser útil para proporcionar información arquitectónica que pueda ayudar a fechar una estructura. Su sitio web, www.landmarksociety.org, es un buen lugar para comenzar a aprender más sobre ellos.

Las listas de evaluación de impuestos pueden ayudar a fechar las mejoras, como una casa, en una parcela, ya que un aumento significativo en el valor tasado demuestra actividad. Sin embargo, el estado de Nueva York nunca ha exigido a los gobiernos que mantengan registros de evaluaciones de ningún tipo durante más de 10 años, y la mayoría no tiene que conservarse ni siquiera por ese tiempo. Algunos municipios tienen registros antiguos y debe comunicarse con ellos directamente para descubrir qué pueden estar disponibles. El estado de Nueva York abandonó los impuestos estatales a la propiedad en 1928 y, a excepción de las grandes propiedades, no hay registros de tasación que serían útiles en los archivos estatales.

Si desea obtener más ayuda con su investigación, no dude en comunicarse con la Oficina del Historiador del Condado de Monroe, ya sea por correo electrónico a través del sitio web del Condado de Monroe o por teléfono al 585 428-8352.


Historia de Rochester, Nueva York - Rochesterville y The Flour City

El coronel Rochester y sus dos socios permitieron que la planta permaneciera sin desarrollar hasta 1811, cuando finalmente completaron el pago de su compra y recibieron la escritura. La población del área era de 15 habitantes. Luego, inspeccionaron el terreno y lo trazaron con calles y lotes. El primer lote se vendió a Henry Skinner, en lo que ahora es la esquina noroeste de State y Main. En 1817, otros propietarios de tierras, principalmente los Brown Brothers (de Brown's Race y Brown's Square), unieron sus tierras al norte con el Tracto de 100 acres (0,40 km2), para formar el Pueblo de Rochesterville, con una población de 700.

En 1821, el condado de Monroe se formó a partir de partes de los condados de Ontario y Genesee, y Rochesterville fue nombrada sede del condado. Se construyó un palacio de justicia de ladrillo de dos pisos al estilo del Renacimiento griego a un costo de $ 7,600. En 1823, se anexó la propiedad de Elisha Johnson en el lado este de Genesee frente al Tracto de 100 acres (0,40 km2), lo que llevó a Rochesterville a 1,012 acres (4,1 km²) y la población a aproximadamente 2,500. Ese año, "-ville" se eliminó del nombre de la ciudad. Este fue también el año en que se terminó el primer acueducto del canal Erie de 800 pies (244 m) sobre el Genesee, justo al sur del puente de Main Street. Fue construido durante 16 meses por 30 convictos de la prisión estatal de Auburn. En 1822, se fundó la Sociedad de Caridad Femenina de Rochester. Los miembros pagaban veinticinco centavos por año para pertenecer a la Sociedad y también contribuían con provisiones, ropa y ropa de cama que recolectaban de la comunidad. Los visitantes distribuyeron los bienes y el dinero a los pobres de cada distrito. Para 1872, se habían establecido setenta y tres distritos, cada uno con una mujer visitante. Esa organización jugó un papel decisivo en la fundación del Rochester Orphan Asylum (ahora Hillside Children's Center), el Rochester City Hospital (ahora Rochester General Hospital), la primera escuela, el asilo, el Home for the Friendless (ahora The Friendly Home), la Industrial School y el Servicio de Enfermería Visitante.

Poco después de que se abriera el Canal Erie al este del río Hudson en 1825, la economía y la población crecieron rápidamente. En 1830, la población alcanzó los 9.200 habitantes, y la ciudad se convirtió en la ciudad en auge original conocida por primera vez como "El joven león del oeste". Sin embargo, rápidamente se hizo conocida como la Ciudad de la Harina, debido a los numerosos molinos de harina que estaban ubicados a lo largo de las cascadas en Genesee en lo que ahora es el área de Brown's Race en el centro de Rochester. Los primeros diez días que el canal estuvo abierto hacia el este hasta el Hudson, se enviaron 40.000 barriles (3.600 toneladas) de harina de Rochester a Albany y la ciudad de Nueva York. Los molineros locales pronto molieron 25.000 fanegas de trigo al día. En 1829, se fundó el Rochester Athenaeum como sociedad de lectura. El Athenaeum cobraba a los miembros una tarifa anual de cinco dólares para escuchar conferencias de algunos de los oradores más conocidos de Estados Unidos, incluidos Oliver Wendell Holmes, Sr., Horace Greeley y Ralph Waldo Emerson. El Athenaeum fue uno de los precursores del Instituto de Tecnología de Rochester.

En 1834, unos 20 molinos harineros producían 500.000 barriles (44.000 t) al año, la población alcanzó las 13.500 y el área de la ciudad se expandió a 4.000 acres (16 km²). Luego, Rochester fue re-constituida como ciudad, y Jonathan Child, yerno del Coronel Rochester, fue elegido su primer alcalde.

En 1837, el Rochester Orphan Asylum fue fundado por la Rochester Female Charitable Society. El asilo estaba ubicado en South Sophia Street (ahora South Plymouth Avenue) y luego se mudó a Hubbell Park. Después de un trágico incendio el 8 de enero de 1901, el Asilo fue trasladado a Pinnacle Hill, reconstruido como una serie de cabañas llamadas Hillside Home (ahora Hillside Children's Center, parte de Hillside Family of Agencies). La Charitable Society también fundó el Rochester City Hospital en Buffalo Street (ahora West Main Street), donde se encontraba el antiguo cementerio de Buffalo Street. La construcción del hospital comenzó en 1845, pero no se ocupó hasta 1863. En 1838, Rochester era la ciudad productora de harina más grande del mundo.

Citas célebres que contienen las palabras harina y / o ciudad:

& ldquo Las matemáticas se pueden comparar con un molino de mano de obra exquisita, que muele tus cosas con cualquier grado de fineza, pero, sin embargo, lo que obtienes depende de lo que pongas y como el molino más grandioso del mundo no extraerá trigo. harina de peascods, por lo que las páginas de fórmulas no obtendrán un resultado definitivo a partir de datos sueltos. & rdquo
& mdashThomas Henry Huxley (1825 & # 1501895)

& ldquo Las faltas del ladrón son las cualidades del financiero: los modales y hábitos de un duque costarían un ciudad secretario de su situación. & rdquo
& mdashGeorge Bernard Shaw (1856 & # 1501950)


Historia de Rochester, Washington

El contenido de esta página proviene originalmente del PROGRAMA DE DEDICACIÓN del 14 de noviembre de 1957. Apareció por última vez en el Manual de la Reunión de la Clase del 57 elaborado por Dennis Johnson en julio de 1987. El autor original es desconocido por este autor.

Primeros colonos

La historia de las carreteras a través de Rochester se abre con un camino construido mucho antes de que Rochester floreciera. Cuando los pioneros hicieron sus viajes hacia Rochester en 1850, 1860 y principios de la década de 1870, no siguieron la carretera actual, sino que cruzaron la pradera. La primera carretera de norte a sur de Rochester se construyó en 1873. Durante este tiempo, debido a las malas carreteras y al hecho de que la gente tenía que vadear los ríos, el viaje era muy lento y tedioso. Esto promovió el desarrollo del vagón demócrata que podía hacer un viaje de ida y vuelta a Olimpia en un día.

Uno de los hombres de negocios más emprendedores de la historia temprana de Rochester fue el Sr. Robert Paton. Sr. Paton, en sociedad con un MR. Douglas, abrió el primer Mercantile en Rochester en 1889, ubicado a unos cientos de yardas al suroeste del sitio actual de Swede Hall. Esta ubicación se conoció más tarde como antigua Rochester. Su stock estaba completo, desde alfileres hasta moldes de mantequilla. Los indios la convirtieron en su Meca, trayendo cestas, pescado y pieles con las que intercambiaban mercancías. La mercantil era un gran edificio con estructura de madera flanqueado por dos salones y una herrería.

A principios de los 80, el Sr. Paton puso en marcha el primer aserradero de Rochester. La madera abundaba en las tierras bajas y, al ser un buen ingeniero y un mercantilista de primera clase, encontró el negocio bastante rentable durante varios años. Muchos de los primeros edificios de Rochester se construyeron a partir de esta misma madera. Durante más de cuarenta años después de la apertura del aserradero de Paton, Rochester fue el centro de una próspera y floreciente industria maderera.

A principios de los 80, la fiebre del ferrocarril se sintió en Rochester. Un Sr. Hunt viajó hasta Londres para flotar bonos para su plan de un ferrocarril que iba de Rochester al puerto. Este ferrocarril debía avanzar a través del bosque sobre los montículos y baches de la vasta pradera que marcaba, mientras tanto, la ruta para un buen lecho de la carretera que aún permanece y se llama grado de Hunt en el debido respeto a este promotor. Si el ferrocarril se hubiera materializado, habría atravesado el antiguo emplazamiento de Rochester. Cuando el Pacífico Norte finalmente cumplió su amenaza a Hunt y abrió una carretera a través de Rochester hasta el puerto, Paton, ingeniero, maderero y tendero, se convirtió en el primer agente local del Pacífico Norte.

En el período de tiempo comprendido entre 1907-1909, el sitio de la ciudad de Rochester se trasladó a la sección suroeste de lo que ahora es el sitio actual del patio de postes. Este movimiento ubicó la ciudad a lo largo del derecho de paso del Pacífico Norte. En este momento, la ciudad se jactaba junto con sus 'varias tiendas y salones y herrería, un hotel operado por los hermanos Whitcomb y una estación de ferrocarril. Durante el mismo período, Rochester se convirtió en el orgulloso poseedor de una excelente oficina de correos con un administrador de correos que había recibido su comisión del presidente Wilson. Este edificio fue una de las mejoras más destacadas de Rochester. Después de que la tala disminuyó, Rochester se convirtió en el reino de las fresas del mundo.

Habiendo perdido las dos industrias principales, Rochester volvió a ser la pequeña ciudad adormecida que es hoy (Nota: mayo de 1957) que consta de dos estaciones de servicio, una farmacia, una tienda de comestibles, una tienda de abarrotes, una tienda de aves y huevos, una taberna, una tienda de comestibles. peluquería y oficina de correos.

CHINOOK JARGON

El idioma principal entre los colonos blancos y los indios del área de Rochester fue la jerga chinook. Se había utilizado muchos cientos de años antes de que llegara el primer colono blanco a la zona.

Es la teoría de Edward Harper Tomas, que el lenguaje comenzó en el área pre-blanca con los esclavos y en el comercio de dinero de concha entre el bajo Chinook bajo y los Nootkans. Añadiendo una palabra de una tribu y luego de otra, la jerga fue hablada gradualmente por todos los indios del noroeste del Pacífico, que por supuesto incluía la pradera alrededor de Rochester. Se convirtió en una cámara de compensación para los dialectos tribales. At one time the Chinook jargon was spoken by a hundred thousand Indians, mixed bloods, and whites of the Pacific Northwest, The Chinook jargon was easily spoken, but hard to write some words could be spelled as many as ten different ways.

The coming of the white man to this area and his addition of French and English words, made the jargon adequate for all necessary communications between him and the natives. Nearly all of the early settlers, loggers, and traders of Rochester talked it as easily and constantly as the natives. The jargon fell into misuse as the settlers of the Rochester area began to increase. The Chinook jargon has survived as an interesting relic of the vanishing race and has, to some extent been incorporated in the history, romance, and literature of the Northwest.

ROCHESTER'S FIRST HIGH SCHOOL

The first high school to become established in Rochester was the Union High School in 1916. It was a two story, wooden building used as a grade school and high school combined. It contained four rooms, two upstairs and two downstairs. The upstairs was the grade school. There were approximately 100 students and four teachers in this building. Mrs. Emily Shearky was principal at the time.

In 1921 the land was bought and a brick veneer high school building was built, at a cost of approx. $60,000. The building was refaced with new brick after the earth­quake of 1949. On October 27,1954, this building was destroyed by fire, leaving Rochester minus a high school. For almost two years the students of Rochester High went to school in temporary classrooms. Finally, a dream came true, on August 29, 1956 the new Rochester High School's doors were opened.

Rochester might still be a prosperous, expanding town as it was in the early 1900's had it not been the victim of a large number of fires, which cost huge sums of money and set the development of the town back many years.

The first of these fires destroyed the original Methodist Church during 1909. A series of fires during the 1920's destroyed the Modern Woodman's Hall, Payton's Dance Hall, the newly rebuilt Methodist Church, and the large frame building which housed the Mercantile.

In the 1930's Johnson's store, which was located on the present site of Conine's Farwest Store, was destroyed by fire twice. A garage, owned by a Mr. Palmer, which was located next to Johnson's store, was destroyed by fire when Johnson's store burned the first time. In 1944 fire again struck Rochester wiping out a major section of the town. Destroyed by the fire were a drugstore, garage, restaurant, pool hall, barber shop, and a private residence. In the latter part of 1954 fire destroyed the High School despite the efforts of Rochester's fine Volunteer Fire Department

These fires besides causing large financial losses discouraged many merchants and business men from developing their enterprises in Rochester thereby retarding the growth of Rochester. Because of this Rochester instead of continuing to be a prosperous bustling town has, over a period of years changed to a slumbering village.

When the Rochester athletic teams took to the field or court in the 1929's and 30's they did not bear the title of Warriors as they do today but they were dubbed the Berry pickers after the strawberry industry which flourished in the surrounding community. Shortly before the Second World War the berry industry declined , and the students held a vote to choose a new name for their teams. After much discussion a vote was taken and the majority decided in favor of the Warriors, and The Berriers ceased to exist.


History of Rochester, New York - History

Título: Rochester Black Freedom Struggle Oral History Project
Date range: 2008 - present
Localización: D.383
Tamaño: 4 boxes

The University's Department of Rare Books and Special Collections is developing a collection repository and online access point for audio files and transcripts of interviews with Rochester citizens who were actively involved in the fight against racial discrimination in the 1960s and ྂs. Complementary video clips are forthcoming, and links to other related Rare Books and Special Collections materials can be found at the "Collections" above.

This set of oral history interviews was conducted beginning in 2008, by historian Laura Warren Hill in conjunction with her research project, " 'Strike the Hammer While the Iron is Hot:' The Black Freedom Struggle in Rochester, NY, 1945-1975." Statements in these interviews are those of the interviewees alone, and in no way speak for the University of Rochester as a whole, or for individual members of the University community. The University accepts no responsibility for the content of these interviews.

To date, twenty interviews have been completed, and transcriptions are in progress. As the project continues and a Web site is developed over the next several months, visitors to this site will be able to read and listen to the stories of community activists such as Dr. Walter Cooper, Constance Mitchell and Loma Allen, businessmen Horace Becker and Clarence Ingram, and ministers Raymond Scott, Herb White, and Robert Kreckel. Charles Price, the first African-American police officer in Rochester, describes his arrest by state police during riot patrol as a plainclothes officer. Darryl Porter, currently Assistant to Rochester Mayor Robert Duffy, recalls his former leadership of a local youth gang, the Matadors.

This project serves as a permanent resource for continuing conversation, learning and research around Rochester's role in this critical chapter of civil rights history. Librarians hope the site will identify other participants. In addition to interviews, the Department seeks collections of personal or organizational papers, images, and ephemera related to Rochester's black freedom experience in the 1960s and ྂs &ndash especially materials related to the riots and the city's recovery.

For further information about the Rochester Black Freedom Struggle Oral History Project, contact [email protected] or phone (585) 275-4477.

Please note: This project is a work-in-progress more materials are being added as they are ready.

Interviewees in Alphabetical Order

  • Marcus Alexis -- materials now available
  • Barbara Ames
  • Matthew Augustine -- materials now available
  • Paul Brennan
  • Edward Chambers -- materials now available
  • Glenn Claytor -- materials now available -- materials now available
  • Larry Coppard
  • Reuben Davis
  • Rhona Genzel -- materials now available
  • Millicent Hartzog
  • Germaine Knapp
  • Robert Kreckel -- materials now available
  • Christopher Lindley -- materials now available -- materials now available
  • Jesse Moore
  • Gus Newport -- materials now available -- materials now available -- materials now available -- materials now available
  • Sanford Segal
  • Peter Tolliver
  • Herb White

Background &ndash Laura Warren Hill

In the years leading up to and concurrent with World War II, the nation experienced the second wave of the Great Migration, a twentieth century phenomenon in which large numbers of southerners, black and white, left the South for cities in the North and West. These migrants hoped to find employment in urban industries and to improve their economic positions. Rochester was no exception. However, unlike other cities, a majority of the migrants traveling to the Flower City did not possess a high school diploma, a necessary attribute to find employment in Rochester&rsquos highly skilled industry instead it was the agricultural opportunities surrounding the city that drew most black migrants to Rochester. Though fewer in number, others were drawn to the city's universities, which increasingly admitted black students, particularly to their PhD programs. Between 1945 and 1960, Rochester's black population increased by more than 300%. At the same time, the overall population of the city declined as the white middle class gradually moved to the suburbs.

Rochester had long prided itself on its history of racial progressivism dating back to Frederick Douglass. Yet, these drastic demographic changes created conflict and tension that few white Rochesterians were willing to recognize. Throughout the 1950s and early 1960s, de facto segregation in housing, politics and education increased as the city's structures and institutions were unprepared for the population shifts. While the black population increased drastically, redlining and restrictive housing practices forced these black migrants into the same two city wards they had traditionally occupied. The result was overcrowding of the worst order accompanied by segregation in education and an increased police presence in black communities. Several well-publicized cases of police brutality brought temperatures to a boiling point and Malcolm X into the city of Rochester.
Yet, for all of Rochester's unwillingness to quickly and seamlessly integrate these new migrants into the culture and operations of the city, there were activists, institutions and organizations that sought to smooth their transition and mediate the circumstances they faced. By 1960, several activists had established themselves as a force within the black community. Black migrants, such as Dr. Walter Cooper who came to Rochester in 1952 to earn his PhD at the University of Rochester, demanded their civil and political rights be protected and preserved. Of the many issues they championed -- housing, educational segregation, and racist hiring practices -- by far the most immediate was an end to excessive police force and the use of dogs in their neighborhoods. Joining with white clergy from around the city, these advocates successfully called for the intervention of the federal Justice Department in the police brutality case of Rufus Fairwell, an attendant at a local gas station who was brutally assaulted by police while locking up at the service center after work. Another important outcome, this integrated group forced the city to implement a Police Advisory Board, a citizen group charged with reviewing cases of alleged police brutality. Additionally, these community minded residents organized their neighborhoods politically electing Mrs. Constance Mitchell to a post as Third Ward Supervisor Mrs. Mitchell became the first black Rochesterian to serve in this position.
Despite these efforts and organizing, conditions continued to deteriorate in Rochester's ghetto. Their labors to improve the quality of life could not alleviate housing restrictions, segregated schools and neighborhoods, and police brutality fast enough. All the while, the economic opportunities most migrants hoped for remained out of reach. By the summer of 1964, conditions could not have been worse. In response to these conditions, and ignited by an alleged act of police brutality involving dogs, the third and seventh wards erupted in rebellion. One of the era's first race riots occurred in the city of Rochester, culminating in Governor Nelson Rockefeller calling in the National Guard to restore order.

In the aftermath of this uprising, Rochester faced its demons as massive organizational efforts began in all sectors of the city. For some, the goal was to heal the raw racial wounds that had been ripped open, for others it was imperative to repair the city&rsquos national business reputation, and still for others it became imperative to organize the ghetto community. While the Rochester Area Ministers Council, a coalition of black ministers, had been requesting funds to implement youth and employment programs in the heart of the ghetto for some time, it was in the wake of the riot that Rochester's Council of Churches raised $100,000 to bring Saul Alinsky and the Industrial Areas Foundation into the city.

Understanding the need for indigenous organization and leadership in the black community, Saul Alinsky and his lead organizer, Ed Chambers, refused to work in Rochester unless black leaders could obtain the signatures of several thousand ghetto residents extending an invitation to organize in Rochester. Over the course of several months, dozens of meetings, and hundreds of conversations, the decision was made by the black community to invite Alinsky and his Chicago team to Rochester. Though Alinsky&rsquos arrival was contested by some quarters in Rochester, his team set up shop in 1965. Alinsky insisted that community members organize and make decisions for themselves, while Ed Chambers and his staff would provide residents with the tools and skills necessary to negotiate power and economic opportunities.

The result was the creation of two distinct organizations, FIGHT and Friends of FIGHT. FIGHT was an acronym for Freedom, Integration, God, Honor, Today. Over the years, Independence would replace Integration in its name and the organization&rsquos platform. Friends of FIGHT developed as an organization of liberal white people whose sole purpose was to support FIGHT, a first in the nation. It would later evolve into Metro Act. FIGHT became the mouthpiece for the 'hard core' unemployed in Rochester's ghetto. Led first by MinisterFranklin Florence, the FIGHT organization waged a struggle for economic rights, as much as civil and political. Leading the charge for fair employment and economic opportunity, Florence launched a campaign to force the Eastman Kodak company to hire black Rochesterians. Initially resistant to FIGHT's demands, and weary of its tactics, Kodak eventually instituted an education and hiring program that met the company&rsquos needs. Kodak would go on to be a major funding source for the Rochester Business Opportunities Council (RBOC), an economic development organization that stimulated and supported minority business. Importantly, these initiatives had significance beyond the Flower city. Before Richard Nixon formed the Office of Minority Business Enterprise (OMBE), he sent his operatives to Rochester to study its black economic development programs.

Perhaps one of FIGHT's most successful projects however was its collaborative effort with the Xerox Corporation. Its joint venture, FIGHTON, was one of the nation's first black-run Community Development Corporations (CDCs). The brain child of Minister Florence and Xerox CEO, Joe Wilson, FIGHTON created jobs for hundreds of 'hard-core' unemployed and served as a model for other cities' efforts to develop economic opportunities in urban communities. FIGHTON created the opportunity for employees to advance their formal education while securing industrial training and stable employment. FIGHTON would provide hundreds of Rochesterians with the training and skills to support their families it continues to exist today as Eltrex, under the expert leadership of Mr. Matthew Augustine.

Rochester's Black Freedom Struggle Oral History Project explores this Rochester story, this national story, in depth and detail.


History of Rochester, New York - History

History of Rochester, NY
FROM: Gazetteer and Business Directory
Of Ulster County, N. Y. For 1872-2.
Compiled and Published By Hamilton Child, Syracuse, NY 1871


ROCHESTER , named in honor of the Earl of Rochester, was incorporated by patent, June 25, 1703, and organized as a town, March 7, 1788. A part of Middletown (Delaware Co.) was taken off in 1789, Neversink (Sullivan Co.) in 1798, Wawarsing in 1806, and a part of Gardiner in 1853. A part of Wawarsing was annexed March 21, 1823. It is an interior town, lying a little south-west of the center of the County. The east and west borders are traversed by ranges of mountains, and the central portion is a rolling upland. Rondout Creek flows north-east through the south part, and receives as tributaries Sanderkill, Peterskill and several other streams. Vernooy Creek flows south through the west part. The soil upon the uplands is a gravelly loam and in the valleys a sandy loam, mixed with clay. The Delaware and Hudson Canal extends along the valley of Rondout Creek. Esopus millstone are manufactured to some extent in this town. Near Kyserike is a cave which has been explored for a considerable distance.

Alligerville and Port Jackson are small villages on the canal.

Accord and Kyserike are post offices in the east part of the town.

The first settlement was made by the Dutch about 1700. The patent of the town was granted in1704, and the first trustees under this patent were col. Henry Beekman, Joachim Schoonmaker and Moses DePuy. The lands covered by the patent embraced Rochester and Wawarsing and part of Sullivan Co. In 1703 the following persons were residents of the town, viz., Jan Gerritse Decker, Lodewyck Hornbeck, Leendert Kool, Sen., Anthony Hornbeck, Wm. De La Montaigne, Teunis Osterhoudt, Jan Cartwright, Gysbert Van Garde, Andries Davies and David DuBois. The first deed recorded was Sept. 22, 1703, and was given to Jan Gerritse Decker for two hundred acres of land, bounded on the south by Rondout Creek and on the west by the Mombaccus Creek, on which Moses j. Schoonmaker now resides. To Teunis Osterhoudt was granted the just half of a streame of the Mombaccus Kill, being the north side of said Kill where his corne mill stands, and where the mills of Schoonmaker and Davis now stand. To Anthony and Joost Hornbeck was granted all that fall and streame of the Mombaccus Kill known by the name of the greate or high fall on said Kill, with free liberty and license to build mills. The place is now occupied by Samuel Wilkinson's mills. To Andries Davis, of Kingston, was granted all that certain tract of land beginning by a great fall called Hoenck, from thence up the Creek northerly to the high mountains, including several small parcels of land called by the Indian names Wasschawaninck, Eghhoneck, Mattegonighonck, Tammamanoghinck, Ragawack also all the land from the bounds of Kahangsinck to the high mountains. To John Beatty was granted all that tract lying on the north-west side of the great mountains near to the high point called Magonick, which is the parting bounds betwixt Capt. John Evans and the New Paltz. In 1757 the trustees conveyed to Benjamin Schoonmaker, Benjamin Van Wagnen, Capt. Jacob Hornbeck and Lieut. Jacobus DePuy and their successors, Elders of the Reformed Dutch Church, one hundred and fifty acres of land. The tract was located in what is now known as the Osterhoudt neighborhood.

The town officers for 1700 were William Nottingham, Town Clerk Capt. Joachim Schoonmaker, Supervisor Moses De Puy, Lodewyck Hornbeck, Assessors Jan Cartrecht, Constable and Collector. In 1730 the officers were J. Bruyn, Jr., Town Clerk Lodewyck Hornbeck, Supervisor Capt. Johannes Vernoay, Jacob Dewitt, Assessors Mathews Van Tervilliger, Lawrence Cortreghts, Constables Matthis Snow, Capt. Albert Pawling, Surveyors of Highways.

In 1778 the inhabitants of Rochester petitioned Governor Clinton for protection against the Indians. The following is a copy of the petition, signed by fifty men:

To his excellency George Clinton Esq., Governor of the State of New York

The Petition of the Inhabitants of Rochester, in Ulster County, Humbly Sheweth ---

That your petitioners have for a long time labored under the dreadful apprehensions of an Attack from an unseen Enemy Your Excellency is not unacquainted with the fate of the German Flatts, the late conflagration of Pienpack, that flourishing part of Your Excellencies Frontiers we dread to share their fate. Your Excellency being acquainted with the situation of this place, will not be surprised when we thus beg your Excellencies protection --- not only the Lives of your Petitioners are Exposed, but the Enemy seem determined to destroy the Grain and Cattle, this must (your Excellency well knows,) soon reduce the publick as well as individuals to Scarcity --- therefore your Humble petitioners do Beg your Excellency to protect us with a larger number of Men, the Supplies already sent by your Excellency (if double) and properly Stationed may under God prevent impending danger --- and your petitioners will ever pray.

Among the signers were Capt. Benjamin Kortright, Capt. Jochem Schoonmaker, Lieut. Dirick Wesbrook, Lieut. Frederic Wesbrook, Lieut. Jacobus Bruyn, Jr., Ensign Jacob Hoornbeck, Jacobus Wynkook, Moses Depuy, John Sleght and others.

Spafford's State Gazetteer says that in 1810 the population was 1,882, that there were 128 looms in families which made that year 26,624 yards of cloth for common clothing. There is an old stone church of the Dutch Reformed order, out of repair and a vacant ministry. The Navisink turnpike from Kingston to Sullivan Co. leads through this Town. Here as in many other of the old Dutch settlements, are patented lands, held in trust for the inhabitants, but the titles to farms are commonly in fee simple.

The first church was formed soon after the settlement.

The population of the town was in 1870 was 4,088, and its area 47,859 acres, with an assessed value of $658,680.


Ver el vídeo: A Brief History of Rochester, NY