Chogha Zanbil

Chogha Zanbil

Chogha Zanbil (literalmente "montículo de canastas") es un antiguo complejo de templos elamitas ubicado en la actual provincia de Juzestán, Irán. También se conoce como Dur-Untash (Fortaleza / Ciudad / Pueblo de Untash), Tchogha Zanbil, y Al Untash Napirisha (“Lugar de Untash Napirisha”) y presenta el zigurat más grande del mundo fuera de Mesopotamia y el mejor conservado. Fue construido c. 1250 a. C. durante el período elamita medio (c. 1500 - c. 1100 a. C.) por el rey elamita Untash-Napirisha (r. C. 1275-1240 a. C.) y dedicado a los dioses elamitas Insushinak y Napirisha, pero también incluía santuarios a otros dioses, muchos de origen mesopotámico, con el fin de proporcionar a la diversa población de Elam un centro de culto con todo incluido.

Untash-Napirisha originalmente dedicó el sitio únicamente a Insushinak, la deidad patrona de la cercana Susa, y se cree que tenía la intención de desviar la atención de Susa como una de las ciudades reales de Elam y establecer su nueva ciudad como capital. Sin embargo, cambió de opinión, posiblemente después de considerar la amplia gama de tradiciones religiosas y dioses diversos seguidos por la gente de Elam, hizo derribar el zigurat original dedicado a Insushinak y construyó un complejo mucho más grande con un zigurat más grande, templos y santuarios y viviendas para sacerdotes, todos encerrados detrás de tres enormes muros concéntricos.

El complejo nunca se completó, como lo demuestran los ladrillos de barro que aún se apilan para su uso en la construcción y los templos sin terminar en el sitio.

Sin embargo, el complejo del templo nunca se utilizó, ya que estaba incompleto en el momento de la muerte del rey y abandonado algún tiempo después. Los hallazgos arqueológicos en el sitio dan evidencia de que continuó como un lugar de peregrinación hasta el año 1000 a. C., pero el complejo nunca se completó, como lo demuestran los ladrillos de barro que aún se apilan para su uso en la construcción y los templos sin terminar en el sitio. El complejo fue saqueado por el rey asirio Asurbanipal (r. 668-627 a. C.) cuando invadió Elam en 647-646 a. C. pero, contrariamente a sus alardes y las afirmaciones de historiadores posteriores, no destruyó el sitio. Después de c. 1000 a. C., Chogha Zanbil fue olvidado hasta que fue redescubierto en 1935 d. C. Para apreciar completamente la importancia del sitio, uno debe comprender la cultura de Elam que lo produjo.

Elam

Elam era una región con una población diversa, que probablemente era indígena, que se extendía desde las montañas Zagros en el norte a través de la meseta iraní hacia el sur, correspondiendo aproximadamente a las provincias modernas de Ilam y Juzestán en el sur de Irán y parte del sur de Irak. Nunca fue una organización política cohesiva, excepto por el breve período del Imperio Elamita fundado en el Período Elamita Medio por el rey Shutruk-Nakhkunte (r. 1184-1155 a. C.) que eligió la ciudad de Susa como su capital. Aparte del período del imperio (que no duró mucho más allá del reinado del hijo menor de Shutruk-Nakhkunte), la región era una federación de tribus gobernadas, en diferentes momentos y con distinta autoridad, por las ciudades de Awan / Anshan, Shimashki. y Susa. Los estudiosos de la actualidad dividen la historia de la región en cuatro períodos:

  • Período protoelamita (c. 3200 - c. 2700 a. C.)
  • Antiguo período elamita (c. 2700 - c. 1600 a. C.)
  • Período medio elamita (c. 1100 a. C.)
  • Período neoelamita (c. 1100 - c. 539 a. C.)

De estos cuatro, el Período Elamita Medio es el mejor documentado. Elamite es un idioma aislado, lo que significa que no corresponde a ningún otro idioma conocido, por lo que la escritura elamita, en uso durante todo el Período Proto-Elamita, aún no se ha descifrado. Después del 2700 a. C., y un contacto más cercano con las ciudades-estado mesopotámicas de Sumer, los elamitas adoptaron la escritura cuneiforme para su idioma y su historia se enfocó un poco más claramente. Aun así, sus inscripciones y documentos cuneiformes (que se encuentran principalmente en Susa) están incompletos, por lo que una gran parte de la historia elamita solo se conoce a partir de registros sumerios, acadios y asirios, que a menudo ofrecen breves descripciones sin elaboración.

Durante el Antiguo Período Elamita, la región fue conquistada por el rey sumerio Enemebaragesi de Kish en el 2700 a. C. en la primera guerra registrada en la historia que introdujo la escritura cuneiforme en Elam. Los acadios bajo Sargón de Akkad (r. 2334-2279 a. C.) luego tomaron Elam y lo mantuvieron hasta que el Imperio acadio cayó ante los invasores gutianos que fueron expulsados ​​por el rey sumerio Ur-Nammu (r. 2047-2030 a. C.) y su hijo Shulgi de Ur (r. 2029-1982 a. C.) quien luego estableció el gobierno sumerio en Elam.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

No fue hasta casi el final de este período que los reyes elamitas pudieron afirmar su autonomía, derrotar a los sumerios y establecerse como una potencia significativa en la región. Los reyes de la dinastía Sukkalmah de Elam (c. 1970 - c. 1770 a. C.) proporcionaron la estabilidad que permitiría a los gobernantes del próximo período concentrarse más en políticas internas y proyectos de construcción que en la defensa de su patria de una invasión.

Período medio elamita

Como se señaló, la población de Elam era diversa, mantenida unida por un lenguaje común pero aparentemente diferente en costumbres y creencias religiosas o, al menos, qué dioses del panteón elamita-mesopotámico eligieron elevar. Durante el Período Elamita Medio, los reyes de Anshan y Susa implementaron una política denominada "elamización" por los estudiosos modernos mediante la cual alentaron la adopción de las creencias, el idioma, las costumbres y la religión elamitas en toda la región, pero especialmente en el área de Susiana. al norte, donde las influencias mesopotámicas habían sido ampliamente aceptadas.

No hay evidencia de coerción o violencia de ningún tipo en esta exaltación de la región y uno de sus beneficios es una documentación más extensa del período, ya que los reyes elamitas emitieron más decretos. El período estuvo dominado por tres dinastías:

  • Dinastía Kidinuid (c. 1400 a. C.)
  • Dinastía Igihalkid (c. 1400 - c. 1200 a. C.)
  • Dinastía Sutrukid (c. 1200 - c. 1100 a. C.)

La dinastía Kidinuid comenzó el proceso de elamización, la dinastía Igihalkid lo continuó y la dinastía Sutrukid extendió la cultura elamita por toda la región y por la región de Babilonia a través de la conquista que establecería el Imperio Elamita. Curiosamente, no hay evidencia de que Shutruk-Nakhkunte o sus hijos impusieran su religión en ninguna otra región. Si lo hubieran hecho, podría haber más documentación sobre las creencias religiosas elamitas pero, tal como está, se sabe poco de la religión elamita más allá de los nombres de algunos de sus muchos dioses y qué tipo de lugares eligieron para sus rituales.

Religión elamita

Napirisha finalmente llegó a ser considerado como el jefe de los dioses, el dios nacional de Elam, reconocido en todos los puntos.

Se desconoce cómo se practicó la religión indígena elamita durante el período protoelamita y, incluso si se descifrara la escritura lineal elamita, no hay garantía de que arroje luz sobre este aspecto de la cultura elamita. Cuando se establecieron las inscripciones elamitas relacionadas con los dioses, la región ya había sido influenciada por la cultura y religión sumeria y acadia. A lo largo del Antiguo Período Elamita, por lo tanto, se hace referencia a las deidades elamitas junto con los dioses y diosas mesopotámicos.

Los elamitas establecieron lugares sagrados en colinas altas, cimas de montañas, arboledas sagradas y en cuevas. Basándose en inscripciones, sellos e impresiones, se acercaron a estos sitios en una procesión y ofrecieron sacrificios, pero no se sabe nada de los detalles de los rituales religiosos más allá de esto. Había más de 200 deidades en el panteón elamita, muchas de ellas mesopotámicas (como Ea, Enki, Inanna, Ninhursag, Nisaba, Shamash, Erra y Nergal) mientras que las deidades elamitas correspondían a la región geográfica en la que se habían desarrollado y surgido. a la prominencia desde allí. Diez de las deidades elamitas más influyentes fueron:

  • Napirisha - Señor de la tierra y la gente
  • Insushinak - Señor de Susa, juez de los muertos, protector de los débiles.
  • Humban: Señor de Anshan, guardián del rey (y familia real), dios del cielo.
  • Kiririsha: esposa y consorte de Insushinak y Humban, madre de los dioses, una diosa madre
  • Pinikir - Reina del cielo, diosa del cielo
  • Nahhunte - Señor de la justicia, dios del comercio justo y los contratos.
  • Simut - Dios de Elam y todos los elamitas
  • Narundi - Diosa de la victoria
  • Ismekarab - Diosa del inframundo, oyente / protector de juramentos.
  • Lamagal - (también dado como Lakamar) Diosa de los muertos y juez de las almas.

Napirisha, que parece haberse originado alrededor de Anshan, finalmente llegó a ser considerado como el jefe de los dioses, el dios nacional de Elam, reconocido en todos los puntos. Insushinak fue originalmente un dios de la región norteña de Susiana y, aunque siguió siendo la deidad patrona de Susa, también fue venerado en otras áreas. Humban siguió este mismo paradigma solo con Anshan como su ciudad al sur. Inicialmente, según las estatuas y las impresiones, parece que los elamitas adoraban a una diosa madre, tal vez incluso una tríada de deidades femeninas, que muy probablemente se combinaron en la figura de Kiririsha, que a menudo se asocia con Insushinak y Humban, pero también se representa como la consorte. / esposa de Napirisha.

El foco de la religión parece haber sido la otra vida. Se hicieron oraciones y sacrificios para un pasaje fácil entre esta vida y la siguiente, pero se desconocen los detalles de la visión elamita de la vida después de la muerte. Es probable, dada su estrecha asociación con Mesopotamia, que su otra vida hubiera reflejado la de los sumerios en la que las almas de los muertos languidecían en un mundo oscuro y sombrío presidido por una deidad femenina (en la visión mesopotámica, Ereshkigal) que se aseguró de que los muertos permanecieran donde estaban y no molestaran a los vivos.

De las inscripciones, queda claro que había un concepto de juicio después de la muerte y los dos jueces más destacados fueron Insushinak y Lamagal. No está del todo claro, pero parece que Insushinak fue misericordioso, mientras que Lamagal fue severo (uno de sus epítetos era "La que no tiene misericordia") y, por lo tanto, se equilibrarían y emitirían un juicio justo e imparcial. Sin embargo, si todas las almas fueran exactamente al mismo lugar, esto no tendría sentido y, por lo tanto, es posible que la visión elamita fuera más cercana a la de los persas en los que había niveles de la otra vida correspondientes al Paraíso, Purgatorio e Infierno. pero esto es especulativo.

Sin embargo, imaginaban el más allá, y cualquier cosa que creyeran que sus dioses podían hacer por ellos para asegurarles un pasaje seguro, un aspecto de su devoción religiosa (común a todas las culturas antiguas) eran los proyectos de construcción monumentales que preservarían su nombre, asociarían ese nombre con su deidad de elección, y así asegurar que sean recordados por las generaciones futuras; esta fue la inspiración detrás de la construcción del complejo del templo de Chogha Zanbil.

Chogha Zanbil

Chogha Zanbil comenzó como un zigurat y un patio circundante dedicado a Insushinak. Un ladrillo de arcilla cocida, de procedencia desconocida pero que se cree que proviene del sitio, dice:

Yo, Untash-Napirisha, hijo de Humban-Numena, rey de Anshan y Susa, deseoso de que mi vida sea una de prosperidad, que no se conceda la extinción de mi linaje cuando sea juzgado, con esta intención construí un templo de ladrillos cocidos, un alto templo de ladrillos vidriados; Se lo di al dios Insushinak del Recinto Sagrado. Levanté un zigurat. ¡Que el trabajo que creé, como ofrenda, sea agradable para Insushinak! (Jones, 1)

Untash-Napirisha dedicó primero el monumento solo a Insushinak para alejar a los adoradores (así como al comercio y el prestigio) de Susa, la ciudad patrona del dios, a la suya propia en la que el zigurat de Insushinak sería la pieza central (según el modelo de Ciudades mesopotámicas). En algún momento, después de haber terminado o casi terminado el zigurat, lo derribó y se embarcó en un curso diferente de una visión mucho más grandiosa: un complejo de templos en honor a todos los dioses de la región al que cualquiera podía venir y rendir homenaje a su deidad de elección.

El zigurat ahora estaba dedicado a Napirisha e Insushinak, honrando así a todo Elam a través de los dos dioses más prominentes del sur y del norte, pero también, al elegir a Napirisha sobre, digamos, Humban, creando un centro todo incluido para el jefe de los dioses. quien presidió no solo a todas las otras deidades de Elam sino a toda su gente. Fue una empresa ambiciosa, como la describe el erudito Marc Van de Mieroop:

La construcción era verdaderamente monumental: contenía millones de ladrillos, una parte sustancial de los cuales se horneaba con un gran gasto de combustible. El núcleo interior de ladrillo secado al sol estaba revestido con una capa de ladrillo cocido de 2 metros de espesor. Cada décima capa de la carcasa exterior tenía una fila de ladrillos inscritos con una dedicatoria de Untash-Napirisha a Insushinak. Por la solidez de su construcción, este es el zigurat mejor conservado de Oriente Próximo. Muchos de los templos del recinto interior estaban dedicados a deidades puramente elamitas, mientras que algunos de los otros honraban a los dioses mesopotámicos populares en Susa. Por tanto, se prestó mayor atención a las tradiciones elamitas. (186)

La construcción comenzó en el centro con el zigurat que, cuando se completó, se elevó a 53 metros (174 pies) de altura con un templo en la parte superior (que simboliza los sitios sagrados de las cimas de las montañas) y en la parte inferior (que representa las cuevas sagradas). Después del zigurat, los templos, santuarios y casas para los sacerdotes se construyeron en un área de alrededor de 100 hectáreas que estaba encerrada por un muro concéntrico de dos millas (4 km) de largo que luego estaba rodeado por otros dos. Había una entrada real a un patio y, a la derecha de la entrada, había cuatro templos dedicados a las deidades elamitas, entre ellas, Pinikir (Reina del Cielo). El templo en la parte superior del zigurat estaba dedicado a Insushinak y Napirisha; el templo en la base honraba a Kiririsha y había santuarios para ella y los otros dioses a cada lado.

Dos grandes edificios, designados como "palacios" por los excavadores originales, se ubicaron en el llamado "barrio real" que tenía cámaras subterráneas diseñadas como bóvedas funerarias. Aunque solo se encontró un esqueleto en esta tumba, parece haber sido creado para albergar los restos de toda la familia real. Se desconoce quién fue el esqueleto o por qué otros no fueron enterrados allí. Los palacios estaban ornamentados, al igual que el zigurat, los templos y los santuarios, con gemas preciosas, estatuas de grifos alados y otra iconografía en honor a los dioses. Incluso en su estado inacabado, el complejo habría sido impresionante, elevándose, como lo hizo en su momento, desde una llanura alta y cubierta de hierba con un bosque debajo.

La construcción aún estaba en marcha cuando murió Untash-Napirisha (causa desconocida) y se abandonaron las obras. Aunque Shutruk-Nakhkunte llevó algunos de los ladrillos a Susa, el complejo nunca fue allanado en busca de material de construcción (como fue el caso de tantos sitios antiguos, sobre todo la ciudad de Memphis en Egipto, que fue desmantelada para construir El Cairo). Aunque Chogha Zanbil fue abandonado poco después de la muerte de Untash-Napirisha, continuó sirviendo como lugar de peregrinaje hasta c. 1000 a. C., después de lo cual fue olvidado. El rey asirio Asurbanipal saqueó el sitio en 647-646 a. C. (posiblemente hasta 640 a. C.) pero, contrariamente a sus afirmaciones y las de los escritores posteriores, no lo destruyó. Elam fue reclamado por los asirios después de la conquista de Ashurbanipal, pasó a los medos después de la caída del Imperio Neo-Asirio en 612 a. C. y finalmente fue absorbido por el Imperio Persa Aqueménida (c. 550-330 a. C.) c. 539 a. C. En ese momento, el gran complejo de Dur Untash ni siquiera era un recuerdo.

Conclusión

El sitio fue redescubierto en 1935 EC cuando los geólogos de la región encargaron un programa de fotografía aérea para identificar campos petroleros. Los fotógrafos alertaron a un equipo de arqueólogos franceses que trabajaban en la cercana Susa (donde se habían encontrado los ladrillos horneados con inscripciones de Dur Untash, tomados por Shutruk-Nakhkunte) que llegaron al sitio y lo identificaron como el antiguo Dur Untash. Su nombre moderno, Chogha Zanbil, se remonta aproximadamente a esta época, ya que se pensaba que la forma del complejo se asemejaba a una canasta tejida al revés.

Las primeras excavaciones se iniciaron en 1946 EC, pero el trabajo más significativo en el sitio fue realizado por el arqueólogo francés Roman Ghirshman (l. 1895-1979 EC) entre 1951-1962 EC. Posteriormente, los equipos iraníes e internacionales continuaron el trabajo en el sitio para estabilizar y preservar el zigurat y las paredes circundantes. En 1979, la CE Chogha Zanbil fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y los esfuerzos de preservación continúan incluso con la agitación social de la región. Visitantes de todo el mundo acudían regularmente al sitio hasta el brote de la pandemia Covid-19 en 2020 EC, cuando se interrumpió el turismo en todo el mundo. Aun así, se espera que Chogha Zanbil atraiga visitantes a la región nuevamente en el futuro, ya que el sitio sigue siendo una de las ruinas más impresionantes de la antigüedad, no solo en el Cercano Oriente sino en el mundo.


La fenomenología en arqueología es un método interpretativo que aborda la filosofía existencial de los sitios conmemorativos, así como la racionalidad y mejor comprensión, con respecto a su manifestación. En este artículo, la fenomenología, como metodología, examina el sitio más destacado del período histórico del Elam Medio, que tiene un valor de clase mundial. Chogha Zanbı¯l le dio a la gente de Elam un sentido fundamental de arraigo. La ubicación del Zigurat en el punto central, el núcleo y el corazón de Dur Untash, también manifiesta el significado de la religión en la era elamita. El Zigurat afectó las circunstancias personales y colectivas de la gente de Elam y dio objetividad a sus creencias religiosas. Esta objetividad satisfizo las necesidades más básicas de la gente de Middle Elam, y esta experiencia significativa fue la base de su "ser". Este ensayo estudia Chogha Zanbı¯l Ziggurat utilizando metodología de interpretación cualitativa y fenomenológica, y concluye que el propósito de Untash Napirasha al realizar esta gran obra fue la transferencia permanente del centro religioso de Mesopotamia a Elam, la subyugación del pueblo y la propaganda sostenible. para ideologías político-religiosas.

Palabras clave

Referencias

Eliade, Mircea, “Myth, Dream, Secret”, publicaciones de Eylm, Teherán (en persa).

Eliade, Mircea "El mito del eterno retorno", publicación Tahuri, Teherán. (En persa)

Emamai Sigarudi, Abdol-Hosein / Nahid, Dehgan Nayeri / Zahra, Rahnavard / Ali, Nuri, “Metodología de investigación cualitativa: Fenomenología”: Revista de enfermería y partería 22º año No 63-56: 68. (En persa)

Pur Jafar, Mohammad Reza / Hassan Ali, Purmand / Zabini, Hosseini / Leila, Sadat Hashemi Demne / Mohsen, Taban, "Fenología de la identidad y el lugar en texturas históricas" Islamic and Iranian City Quarterly, 19-11. (En persa)

Rahbar Ganje, turaj, “Base religiosa de Zigurats del pueblo antiguo” Cultural Keyhan, No 51-50: 140. (En persa)

Rid, Julian, Mesopotamia Traducido por Azarbasir, Teherán. (En persa)

Zeinali Onari, Mohammad, "Fenomenología de la tumba de Sheikh Safiuddin Ardebili, artículos de Sheikh Safiuddin Ardebili en el espejo del arte y la política Teherán, Academia Landon de estudios persas" Primera edición (en persa)

Norberg Sculz, Christian, Genius Loci: hacia la fenomenología de la arquitectura, traducido por Mohammad Reza, Teherán, Rokhdad Noy. (En persa)

Shirazi, Mohammad Reza, "Fenomenología en el aprendizaje práctico del análisis fenomenológico de Villa Meyer de Palasma", Armanshahr Journal, No 4: 125-132 (en persa).

Shishegar, Arman, "Aplicación de la decoración arquitectónica en Chogha Zanbil Ziggurat y algunos edificios de Dur Untash", Jelve Naghsh, PP 86-93. (En persa)

Fazeli, Mohammad Taqi / Keikhaei, Mahdi "El zigurat es una estructura alegórica de la historia o el mito" History Research Institute 107-132: No. 5. (en persa)

Qoddusi Far, Seyed Hadi / Farah, Habib / Shahbazi, Mahtiam, "Sabiduría eterna y posición de la naturaleza en la cosmovisión y arquitectura de los Templos de diferentes trimestrales religiosos de Nazar 9º año No. 20: 37-50. (En persa)

Grupo J, "Ceremonia de limpieza religiosa de Elam", traducido por Mohammadreza Sarraf, Patrimonio cultural Nº 8 y 9. (en persa)

Goshayesh, Farhad, "Historia de Irán y el mundo", Teherán, publicaciones de Marlik, 1ª edición, vo. 1 y 2. (en persa)

Grishman, Roman, Chogha Zanbil, traducido por Asgar Karimi, Organización del Patrimonio Cultural de Irán, Teherán, décima edición. (En persa)

Mahmudi Nejad, Hadi / Mohammad Reza Pur Jafar / Mohammad Reza Benanian / Mojtaba Ansari / Ali Akbar Taqavaei, "Fenomenología del entorno urbano Una encuesta sobre la promoción del espacio para el establecimiento urbano", revista de ciencia y tecnología del medio ambiente, décimo período, No 4 PP 284-297. (En persa)

Moradi Ghiath Abadi, Reza, "Observatorio Chogha Zanbı¯l" Colección de artículos de investigación iraníes No.1, Teherán. . (En persa)

Musavi Haji, Rasul / Mahdi Keikhaei, "Zigurat, una estructura alegórica" ​​Revista de investigación histórica de la Universidad de Sistan y Baluchistán. (En persa)

Hintes, Walter, El mundo perdido de Elam, traducido por Firouz Firiuznia, (en persa)

Jung, Carl Gustavo, Human and Symbols, traducido por Abu Talib Saremi, Publicaciones Amir Kabir, Teherán. (En persa)

Bertman, S, Libro de mano a la vida en la antigua Mesopotamia, Nueva York, Universidad de Windsor.

Charpinet, D. / Joannes F. "La Circulation des Biens, des personeset des ides dans le proche- orient Ancien", Revista de Historia Económica y Social de Oriente, vol. 37, núm. 4 (1994), págs. 332-334.

Coudart, A. "Sobre la naturaleza de la arqueología teórica y la teoría arqueológica", Cambridge University Press, Archaeological Dialogues 13 (2): 117-132.

De Mecquenem / R. y Michalon, J. "Recherches à Tchoga Zembil", (= MDP 33), París, Geuthner.

Ghirshman, R., "Tchoga Zanbil (Dur-Untash)", vol. Yo, La Ziggurat (= MDP 39), París, Geuthner.

Ghirshman, R., "Tchoga Zanbil (Dur-Untash)", vol. II, Temenos, templos, palais, tumbas (= MDP 40), París, Geuthner.

Javier Alvarz, M. "Elam", la Enciclopedia de Historia Antigua, Primera Edición. Editado por Roger S. Bagnall, Kai Brodersen, Craige B. Champion, Andrew Erskine y Sabine R. Huebner, página de impresión 2349. Publicado en 2013 por Blackwell Publishing Ltd.

Lantos, Z. G, "Essaid'application de la méthode de la psychologie Environnementale à traversl'exemple de la villeMéso-Élamite de Dûr-Untaš (Tchoga-Zanbil, Irán)", sitio inscrito au patrimoinemondial de l'Unesco, en De Graef, K. y Tavernier, J., Susa y Elam. Perspectivas arqueológicas, filológicas, históricas y geográficas: actas del congreso internacional celebrado en la Universidad de Gante, 14-17 de diciembre de 2009, pp: 139-159.

McMAHON, A. "Espacio, sonido y luz: hacia una experiencia sensorial de la arquitectura monumental antigua" American Journal of Archaeology, vol. 117, núm. 2: 163-179.

Mofidi-Nasrabadi, B. "Archäologische Ausgrabungen und Untersuchungen en Coga Zanbil", Münster.

Mofidi-Nasrabadi, B. "Archaologische Untersuchungen in Horriyeh und Dehno, KHuzestan (Irán)", Iranica Antique, vol. XLV: 259-276.

Norberg Sculz, Christian, Raíces de la arquitectura moderna Tokio, A.D.A. edita Tokio.

Pottes, D.t, Arqueología de la formación y transformación de Elam de un antiguo estado iraní, Cambridge University Press.

Tourovets, A., "Observaciones sobre la existencia de una antigua voie cérémonielle au NordEst du site de Tchoga Zanbil", Iranica Antique, 32: 71–90.

Vallat, F, "Reyes elamitas, período elamita medio", la Enciclopedia de Historia Antigua, Primera Edición. Editado por Roger S. Bagnall, Kai Brodersen, Craige B. Champion, Andrew Erskine y Sabine R. Huebner, imprima las páginas 2349–2351. Publicado en 2013 por Blackwell Publishing Ltd.

Van Dyke, R, "Fenomenología en Arqueología", Enciclopedia de Arqueología Global, Editora en jefe Claire Smith, Páginas 5909-5915, Springer New York Heidelberg Dordrecht London (eBook).

Vafadari, A, "Gestión de visitantes, desarrollo del turismo cultural sostenible y participación de la comunidad local en chogha zanbil", Irán, conservación y gestión del arco, Sitios, vol. 10, No 3: 264-304.


Exploración de la ciudad antigua, Historia de Susa

norte de Juzestán sencillolos sedimentos de los tres ríos Karun, Karkheh,y Dezentrar en esta llanura sedimentaria y fértil. Era un buen lugar para los primeros asentamientos humanos. En 5000 a. C. resolvieron el problema del abastecimiento de agua mediante la construcción de vías fluviales y presas.

Arqueólogos como Gershmany Jean-Perú han descubierto los restos de enormes edificios en el Susa Hills. Lo que indica la importancia de estos cerros en la región. Son muchos los cerros a lo largo del llano de Susa donde se evidencia que existían numerosas comunidades agrícolas dispersas en este llano. Todo lo cual se centró en Susa cultural e industrialmente.

Historia de Susa, Ciudadela de Susa, Destino de Irán


Komplexet byggdes omkring 1250 f.Kr. av kung Untash-Napirisha, i huvudsak para att ära guden Inshushinak. Dess ursprungliga namn var Dur Untash, vilket betyder 'Untash stad', men det är osannolikt att många människor, förutom präster och tjänare, någonsin bott här. Komplexet skyddas av tre koncentriska murar som definierar huvudområdet av "staden". Innerområdet är i sin helhet upptaget av den stora ziqquraten tillägnad huvudguden. Denna byggdes över ett tidigare kvadratiskt tempel med förrådsrum, också detta uppfört av samma kung. Mittområdet har elva tempel tillägnade mindre betydelsefulla gudar. Man tror att det ursprungligen planerades tjugotvå tempel, men kungen dog innan dessa hade färdigställts och hans efterträdare avbröt byggandet. I ytterområdet finns det kungliga palatset samt ett begravningsområde som har fem underjordiska kungliga gravar.

Trots att byggandet i staden avbröts efter Untash-Napirishas död, övergavs inte platsen utan var i bruk tills den förstördes av den assyriske kungen Ashurbanipal år 640 f.Kr. Några experter spekulerar, grundat på det stora antalet tempel och helgedomar i Tchogha Zanbil, att Untash-Napirisha försökte skapa ett nytt religiöst centrum (möjligen i ett försök att ersätta Susa) somlanghade o sammade guia plats.

Arkeologiska utgrävningar som genomfördes mellan 1951 och 1962 tog fram lämningarna i dagen, och ziqquraten anses vara en av de bäst bevarade exemplaren i världen. 1979 blev Tchogha Zanbil Irans första världsarv.


Historia e etimoloxía [editar | editar una fuente]

O nome elamita desta estrutura é Cigurat Dūr Untash, [1] (/ ˈzɪɡəræt / ZIG-ər-at da palabra Semítico Acadio ziqqurat, baseada na D-stem de zaqāru "para construír nunha área elevada" [2] e "Dur Untash" é una combinación do Elamita Dur (Lugar / residente / cidade) como o árabe "Dur / Dar" co mesmo significado [3] e "Untash" o rei elamita que o construíu. actual [4] "Chogha Zanbil" que lle deu [5] [6] Chogha en Bakhtiari [Cómpre referencia] significa "outeiro" [Cómpre referencia]. Foi construído sobre o 1250 a.C. polo rei Untash-Napirisha, principalmente para honrar ao gran deus Inshushinak. O seu nome orixinal era "Dur Untash", que significa "cidade de Untash", pero é improbable que moitas persoas, ademais de sacerdotes e servos, vivisen alí. O complexo está protegido por tres muros concéntricos que definen como áreas principales de la "cidade". A área interior está totalmente ocupada por un gran zigurat dedicado ao deus principal, que foi construído sobre un templo cadrado anterior con compartimentos tamén construídos por Untash-Napirisha. [7] Un área media ten once templos para deuses menores. Crese que orixinariamente planeáronse vinte e dous templos, pero o rei morreu antes de que puidesesen rematar e os seus sucesores deixaron de construír. Na zona exterior atópanse palacios reales, un palacio funerario que contén cinco tumbas reales subterráneas.

Aínda que a construción da cidade terminou abruptamente despois da morte de Untash-Napirisha, o sitio non foi abandonado, pero continuou sendo ocupado ata que foi destruído polo asirio Ashurbanipal no 640. Algúns estudiosos especulan, baseándose na gran cantidade de templos e in Chogha Zanbil, que Untash-Napirisha intentou crear un novo centro relixioso (destinado a sustituir a Susa) que uniría aos deuses das terras altas e aos das terras baixas de Elam nun só sitio.

O cigurat medía orixinariamente 105,2 m. en cada lado e preto de 53 m. de altura, en cinco niveis, coroado cun templo. O ladrillo de barro era o material básico de todo o conxunto. O cigurat recibiu un revestimento de ladrillos cocidos, algúns dos cales teñen personaxes cuneiformes que dan nome a deidades nas linguas elamita e acadia. Aínda que o cigurat agora ten só 24,75 m. de alto, menos da metade da altura orixinal estimada, o seu estado de conservación é insuperable. [1]

Los principales materiales de construcción en Chogha Zanbil eran ladrillos de barro y ladrillos cocidos ocasionalmente. Os monumentos estaban decorados con ladrillos cocidos, xeso e adornos de faia e vidro. Adornando os edificios máis importantes atpábanse miles de ladrillos cocidos que conteñen inscricións con caracteres cuneiformes elamíticos inscritos a man. As estatuas de terracota vidreada como os touros e os grifóns alados custodian as entradas ao cigurat. Preto dos templos de Kiririsha e Hishmitik-Ruhuratir, atopáronse fornos que probablemente foron used for a produción de ladrillos cocidos y materiales decorativos. Crese que o cigurat foi construído en dúas etapas. Tomou a súa forma multi-capas na segunda fase.

O cigurat considérase o mellor exemplo preservado de monumento piramidal escalonado por parte de la UNESCO .. [8] En 1979, Chogha Zanbil converteuse no primeiro site iraniano en inscrito na lista do Patrimonio da Humanidade da UNESCO.


Investigación Okar

"Chogha Zanbil (persa: چغازنبيل & # 8206) Elamite: Dur Untash) es un antiguo complejo elamita en la provincia de Juzestán de Irán. Chogha en Bakhtiari significa colina. Es uno de los pocos zigurats existentes fuera de Mesopotamia & # 8230.Choga Zambil significa 'montículo de canastas'. Fue construido alrededor del 1250 a. C. por el rey Untash-Napirisha, principalmente para honrar al gran dios Inshushinak. Su nombre original era Dur Untash, que significa 'ciudad de Untash', pero es poco probable que muchas personas, además de sacerdotes y sirvientes, alguna vez vivía allí. El complejo está protegido por tres muros concéntricos que delimitan las áreas principales de la "ciudad". El área interior está totalmente ocupada por un gran zigurat dedicado al dios principal, que se construyó sobre un templo cuadrado anterior con salas de almacenamiento También construido por Untash-Napirisha. El área del medio tiene once templos para dioses menores. Se cree que originalmente se planearon veintidós templos, pero el rey murió antes de que pudieran terminarse, y sus sucesores interrumpieron el trabajo de construcción. área son palacios reales, un palacio funerario que contiene cinco tumbas reales subterráneas "& # 8230.http: //en.wikipedia.org/wiki/Chogha_Zanbil

The ziggurat of Chogha Zanbil in Khuzestan Province, near Susa. Ziggurats were pyramidal structures built in receding tiers with sun-baked brick cores and multi-coloured glazed-brick exteriors.) It was built on a plateau above the banks of the Dez River. ….the largest of all the ziggurats) and dates to circa 1250 BCE. It is surrounded by 3 huge concentric walls. The outer city wall was about 4 kilometres long and enclosed an area of approximately 100 hectares. The first (outer) wall has 7 gates. Between the inner and middle walls, several temples dedicated to different Elamite divinities were built. Thousands of baked mud bricks bearing inscriptions with Elamite cuneiform characters, all inscribed by hand, adorn the most important buildings. Chogha Zanbil is the best preserved of all the ancient ziggurats.

At the time of its construction this part of present-day Iran was part of ancient empire of Elam. Within an ethnological and cultural context the ancient Elamites were close to the Mesopotamian civilisations. However, it is not unusual to come across the claim that the written history of Iran began circa 3200 BCE with the Proto-Elamite civilization and was followed by the Elamite civilization. The ziggurat at Chogha Zanbil was part of an ancient Elamite complex built by the Elamite King Untaš-Napiriša (1275-1240 BCE) near the Elamite capital city of of Susa.

The ziggurat is a square structure with its base measuring 105 metres x 105 metres. It had 5 levels and it's height is variously estimated but believed by some to have been 52 metres. The ziggurat was a temple dedicated to Inshushinak, the bull-god of near-by Susa. It has been speculated that it may also have served an astronomical purpose. This four-sided, broadly stepped ziggurat is aligned so that its corners face the cardinal directions. Ziggurats originally had a cosmic significance. They were an image of the 7 spheres of the world and were also the seat of the Sun-god. The building complex at the site of the ziggurat includes 11 temples, a palace, and burial chambers…… It is believed that 22 temples were originally planned, but King Untaš-Napiriša died before the construction of the complex could be finished….Some schol….which would unite the gods/goddesses of both highland and lowland Elam at one site.

The first enclosure contains the temenos…..The ziggurat was built within a sacred precinct, which was, again, surrounded by a wall ("the outer temenos wall"), almost rectangular in shape of 400 x 500 meter, its corners facing the north, east, south, and west. The eastern corner was occupied by several minor sanctuaries….In the center of this rectangular zone was a second wall ("the inner temenos wall") of irregular shape…..

"Following some geophysical studies, Iranian archeologists have managed to discover the remains of an age-old ziggurat, possibly dating back to 6,00 years, near the 3,000-year-old famed Chogha Zanbil Ziggurat, Iranian Cultural Heritage News Agency reported…..http://www.payvand.com/news/04/sep/1116.html

"The building materials in Chogha Zanbil are mainly mud bricks and occasionally baked bricks. The monuments were well built and beautifully decorated with glazed baked bricks, gypsum, ornaments of faience and glass. Thousands of baked bricks bearing inscriptions with Elamite cuneiform characters were all inscribed by hand, ornamenting the most important buildings. Glazed terracotta statues such as bulls and winged griffins guarded the entrances to the ziggurat. Near the temples of Kiririsha and Hishmitik-Ruhuratir, kilns were found that probably were used for the production of baked bricks and decoration materials….


Tchogha Zanbil

The ruins of the holy city of the Kingdom of Elam, surrounded by three huge concentric walls, are found at Tchogha Zanbil. Founded c. 1250 B.C., the city remained unfinished after it was invaded by Ashurbanipal, as shown by the thousands of unused bricks left at the site.

La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

Tchoga Zanbil

À l'intérieur de trois formidables enceintes concentriques, le site de Tchoga Zanbil conserve les ruines de la ville sainte du royaume d'Élam, fondée vers 1250 av. J.-C., qui, après l'invasion d'Assurbanipal, resta inachevée, comme l'attestent ses milliers de briques inutilisées.

La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

تشوغا زنبيل

في داخل ثلاثة أماكن مسوّرة متراكزة رائعة، يحفظ موقع تشوغا زنبيل آثار المدينة المقدسة في مملكة إيلام، التي تأسست قرابة العام 1250 ق.م. والتي ظلّت غير مكتملة بعد اجتياح أشوربنيبعل كما تدلّ على ذلك آلاف حجار القرميد التي تتواجد فيها ولم تستعمل.

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

恰高•占比尔

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

Древний город Чога-Занбиль

В Чога-Замбиль найдены руины священного города царства Элам, окруженного тремя концентрическими рядами мощных стен. Основанный в 1250 г. до н.э., из-за захвата Ашшурбанипалом город остался недостроенным, что видно по тысячам оставленных на месте неиспользованных кирпичей.

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

Tchogha Zanbil

En este sitio se hallan las ruinas de la ciudad sagrada del reino de Elam, rodeadas por tres imponentes murallas concéntricas. La construcción esa ciudad, fundada hacia el año 1250 a.C., permaneció inacabada después de su invasión por Asurbanipal, como lo atestiguan los miles de ladrillos sin utilizar que se han encontrado.

fuente: UNESCO / ERI
La descripción está disponible bajo licencia CC-BY-SA IGO 3.0

チョガ・ザンビール
Chogha Zanbil

In Chogha Zanbil liggen de ruïnes van de heilige stad van het Koninkrijk van Elam, omringd door drie enorme concentrische muren. De stad werd circa 1250 voor Christus opgericht en bleef onvoltooid nadat het werd binnengevallen door Assurbanipal, zoals blijkt uit de duizenden ongebruikte stenen gevonden op deze plek. Chogha Zanbil heeft de best bewaarde en grootste ziggurats van Mesopotamië. De eerste omheining bevat de ‘temenos’. Deze tempel stond oorspronkelijk in het midden van een vierkant gebouw en was gewijd aan de Soemerische god Inshushinak. De tempel werd omgezet in een ziggurat en vormt daar de eerste verdieping van.

  • inglés
  • francés
  • Arábica
  • chino
  • ruso
  • Español
  • japonés
  • holandés

Valor universal excepcional

Breve síntesis

Located in ancient Elam (today Khuzestan province in southwest Iran), Tchogha Zanbil (Dur-Untash, or City of Untash, in Elamite) was founded by the Elamite king Untash-Napirisha (1275-1240 BCE) as the religious centre of Elam. The principal element of this complex is an enormous ziggurat dedicated to the Elamite divinities Inshushinak and Napirisha. It is the largest ziggurat outside of Mesopotamia and the best preserved of this type of stepped pyramidal monument. The archaeological site of Tchogha Zanbil is an exceptional expression of the culture, beliefs, and ritual traditions of one of the oldest indigenous peoples of Iran. Our knowledge of the architectural development of the middle Elamite period (1400-1100 BCE) comes from the ruins of Tchogha Zanbil and of the capital city of Susa 38 km to the north-west of the temple).

The archaeological site of Tchogha Zanbil covers a vast, arid plateau overlooking the rich valley of the river Ab-e Diz and its forests. A “sacred city” for the king’s residence, it was never completed and only a few priests lived there until it was destroyed by the Assyrian king Ashurbanipal about 640 BCE. The complex was protected by three concentric enclosure walls: an outer wall about 4 km in circumference enclosing a vast complex of residences and the royal quarter, where three monumental palaces have been unearthed (one is considered a tomb-palace that covers the remains of underground baked-brick structures containing the burials of the royal family) a second wall protecting the temples (Temenus) and the innermost wall enclosing the focal point of the ensemble, the ziggurat.

The ziggurat originally measured 105.2 m on each side and about 53 m in height, in five levels, and was crowned with a temple. Mud brick was the basic material of the whole ensemble. The ziggurat was given a facing of baked bricks, a number of which have cuneiform characters giving the names of deities in the Elamite and Akkadian languages. Though the ziggurat now stands only 24.75 m high, less than half its estimated original height, its state of preservation is unsurpassed. Studies of the ziggurat and the rest of the archaeological site of Tchogha Zanbil containing other temples, residences, tomb-palaces, and water reservoirs have made an important contribution to our knowledge about the architecture of this period of the Elamites, whose ancient culture persisted into the emerging Achaemenid (First Persian) Empire, which changed the face of the civilised world at that time.

Criterion (iii): The ruins of Susa and of Tchogha Zanbil are the sole testimonies to the architectural development of the middle Elamite period (1400-1100 BCE).

Criterion (iv): The ziggurat at Tchogha Zanbil remains to this day the best preserved monument of this type and the largest outside of Mesopotamia.

Within the boundaries of the property are located all the elements and components necessary to express the Outstanding Universal Value of the property, including, among others, the concentric walls, the royal quarter, the temples, various dependencies, and the ziggurat. Almost none of the various architectural elements and spaces has been removed or suffered major damage. The integrity of the landscape and lifestyle of the indigenous communities has largely been protected due to being away from urban areas.

Identified threats to the integrity of the property include heavy rainfalls, which can have a damaging effect on exposed mud-brick structures a change in the course of the river Ab-e Diz, which threatens the outer wall sugar cane cultivation and processing, which have altered traditional land use and increased air and water pollution and deforestation of the river valleys. Visitors were banned from climbing the ziggurat in 2002, and a lighting system has been installed and guards stationed at the site to protect it from illegal excavations.

Autenticidad

The historical monuments of the archaeological site of Tchogha Zanbil are authentic in terms of their forms and design, materials and substance, and locations and setting. Several conservation measures have been undertaken since the original excavations of the site between 1946 and 1962, but they have not usually disturbed its historical authenticity.

Requisitos de protección y gestión

Tchogha Zanbil was registered in the national list of Iranian monuments as item no. 895 on 26 January 1970. Relevant national laws and regulations concerning the property include the National Heritage Protection Law (1930, updated 1998) and the 1980 Legal bill on preventing clandestine diggings and illegal excavations. The inscribed World Heritage property, which is owned by the Government of Iran, and its buffer zone are administered by the Iranian Cultural Heritage, Handicrafts and Tourism Organization (which is administered and funded by the Government of Iran). A Management Plan was prepared in 2003 and has since been implemented. Planning for tourism management, landscaping, and emergency evacuation for the property has been accomplished and implementation was in progress in 2013. A research centre has undertaken daily, monthly, and annual monitoring of the property since 1998. Financial resources for Tchogha Zanbil are provided through national budgets.

Conservation activities have been undertaken within a general framework, including development of scientific research programs comprehensive conservation of the property and its natural-historical context expansion of the conservation program to the surrounding environment concentration on engaging the public and governmental organizations and agencies and according special attention to programs for training and presentation (with the aim of developing cultural tourism) based on sustainable development. Objectives include research programs and promotion of a conservation management culture scientific and comprehensive conservation of the property and surrounding area and development of training and introductory programmes.

Sustaining the Outstanding Universal Value of the property over time will require creating a transparent and regular funding system, employing efficient and sustainable management systems, supporting continuous protection and presentation, enjoying the public support and giving life to the property, adopting a “minimum intervention” approach, and respecting the integrity and authenticity of the property and its surrounding environment. In addition, any outstanding recommendations of past expert missions to the property should be addressed.


Ziggurat of Choga Zanbil magnificent ruins

TEHRAN, Jun. 15 (MNA) – Ziggurat of Choga Zanbil, the world's largest ziggurat is located in Shush a city in Khuzestan Province, southwest of Iran. It was the first Iranian monument to be registered on the UNESCO World Heritage List in 1979.

Ziggurat of Choga Zanbil is located approximately 30 km southeast of Shush and 80 km north of Ahvaz. It is an ancient Elamite complex in Shush a city in Khuzestan Province, southwest of Iran. Shush is located beside ancient Susa an ancient city of the Proto-Elamite, Elamite, First Persian Empire, Seleucid, Parthian, and Sasanian empires of Iran.

Ziggurat is a type of massive structure built in ancient Mesopotamia. They were built by ancient Sumerians, Akkadians, Elamites, Eblaites and Babylonians for local religions, predominantly Mesopotamian religion and Elamite religion. Ziggurats have the form of a terraced compound of successively receding stories or levels. They were the site of keeping statues of gods and performing religious ceremonies.

History and Etymology

Ziggurat of Choga Zanbil was built by the Elamite king Untash-Napirisha (1275-1240 BCE) as the religious center of Elam. He ordered to build a religious city where the Choga zanbil building was located in the center of the city and was considered the highest part of it. The entire complex consists of the magnificent Chogha Zanbil ziggurat, temples and three palaces. It originally measured 105m on each side and about 52m in height, in five floors, and at the apex of which stood a temple. Today, it is 25m high and only two and a half floors of it have remained.

In 1890, a person named Jacques de Morgan a French mining engineer, geologist, and archaeologist, made a statement stating that there were oil mines in Choga Zanbil lands. For a long time the place was unfamiliar to people, but it was accidentally discovered in 1935 by prospectors of the Anglo-Iranian Oil Company during an oil searching project. A number of engineers found a brick on which it was written.

Several bull sculptures of Inshushinak were found within the complex, which served the royal families of Elam as a place both of worship and of interment. In addition, a variety of small artifacts were recovered, including a collection of Middle Elamite cylinder seals.

Chogha Zanbil is a local word made up of the two Chogha meaning hill and Zanbil meaning basket. It is an ancient name for this structure and it means basket mound.

Features of Choga Zanbil

Choga Zanbil’s building is a square shaped circular fence around it. The number four is a sacred number in architecture. “Four” indicates of the four main directions, four seasons, the sides of the square, and etc. There are bricks to the cuneiform (one of the earliest systems of writing which was invented by the Sumerians) on the walls of the temple all of them have the same text which expresses the name of the king and his purpose to build the temple.

It is is considered to be the best preserved example of an ancient construction in the world. Chogha Zanbil became the first Iranian site to be registered on the UNESCO World Heritage List in 1979.

Best Time to Visit

The best season to visit Ziggurat of Choga Zanbil is winter. It is not a favorite destination in summer since it gets so hot. Visiting this ziggurat will take one hour.


A Brief History of Glassblowing

At the Duncan McClellan Gallery and the DMG School Project, we love sharing the wonders of glass art and glass making with our local community, tourists, students, and anyone who wants to learn about this amazing art form. When you visit the gallery and spend some time in our on site Hot Glass Workshop, you are sure to learn a lot about modern glass art. For those planning to visit, or those who’ve already been to the gallery but want to learn more, we’ve put together a list of five fun and interesting facts about glassblowing throughout history.

1. Mother nature was making glass long before humans existed

Glass is made by applying extreme heat to certain natural materials such as sand and rocks. Lightning strikes on the sand of beaches and deserts creates glass rods called fulgurites. Volcanic eruptions also create glass, when lava flows fuse sand and rocks into obsidian. Scientists have even found glass of extraterrestrial origin, most likely carried to Earth by meteorites or comets.

2. Glassmaking may have been discovered by accident by ancient peoples

Roman author and natural philosopher Pliny the Elder suggested that ancient traders may have accidentally discovered a rudimentary techniques of glass making. In his Historia Naturalis, written around 77 AD, he relates a story of sailors stopping on a beach to prepare a meal, and using lumps of soda to support their cooking cauldrons. When the heated soda mixed with the sand of the beach, according to the story, the first manmade glass was formed. Ancient Egyptians or Mesopotamians may have also discovered how to make glass even earlier, in the process of firing clay to make pottery.

3. Glassblowing is an ancient art

The earliest known evidence of glassblowing was found by archeologist Roman Ghirshman in the Chogha Zanbil ziggurat complex in the Khuzestan province of Iran. During the excavation of the site, which dates back to the 2nd millennium BC – more than 3,000 years ago, numerous glass bottles were found. The technique by which these bottles were made isn’t known, so it’s difficult to say if they were created using techniques we now know as glassblowing.

4. The Roman Empire spread glassblowing through the ancient world

Glassblowing as it is known in the modern world was invented during the Roman Empire in the first century BC. The art was developed and spread with the support of the Roman government, with the first large glass workshops established by the Phoenicians on the eastern borders of the empire, in areas which are now Israel and Lebanon. Glass objects became more common during the Empire, as both functional devices and works of art.

5. Knowledge of glassblowing was often a closely guarded secret

Throughout history glassblowing techniques were kept hidden by governments, and glassblowers were at times essentially kept as prisoners for fear they would spread their knowledge. During the first century AD, Phoenician glassmakers were not permitted to travel. During the Middle Ages, Venetian glassblowers were sequestered to the island of Murano due to fears their foundries would cause fires in the city – but also as a way to protect their secrets. The island became a leading center for glassmaking, but the artists weren’t permitted to leave the Venetian Republic.


Structural analysis of earth construction’s vaults: Case of underground tombs of Chogha Zanbil

The 3300-year-old Chogha Zanbil is the largest and best-preserved five levelled pyramidal earth ziggurat outside Mesopotamia, which was inscribed on UNESCO’s World Heritage List. Underground tombs of Chogha Zanbil are accepted as outstanding instances in Iran and consist of vaults, which are built with special methods by Elamite architects. In this context, the main purpose of this paper is to contribute to sustain the outstanding universal value of the Chogha Zanbil. For that purpose, this paper puts forward a structural analyse of the vaults of five Chogha Zanbil underground tombs, which were built inside the ground by brick, lime mortar, plaster and bitumen materials. Data for underground tombs and vaults were collected upon field observations and literature study. SAP software was used to determine the way the forces are transmitted through the vaults, the conditions of bending moments, the shear forces. As a result, it has been observed that the bending in the vaults turns into pressure force that is perfectly resisted by bricks. In conclusion, it was ascertained that the vaults of the Chogha Zanbil underground tombs were built with the right techniques at that time, so that the vaults still have solid behaviour after thousands of years and remained completely healthy to this day.


New at LacusCurtius & Livius

A ziggurat is a pyramid-shaped artificial mountain, which served as the base of a temple. The most famous example is the “Tower of Babel“: a temple tower meant to “reach into heaven”, as the author of Génesis states – a claim that has indeed been made by the Babylonian kings Nabopolassar and Nebuchadnezzar. The best-preserved ziggurat is in Choga Zanbil, in Khuzestan (Iran).

It is also one of the largest: it occupies a surface of 110𴡆 meters, and still rises some 25 meters high, less than half of it original heighth. But Choga Zanbil is not just a big heap of ancient tiles and bricks: there are courts and temples, there’s a water refinery, and there’s a royal palace with royal tombs. To be honest, everything is small compared to the building erected by king Untaš-Napiriša (1275-1240).

A “zanbil”, BTW, is a bucket, usually made of leather or rubber. From an excavation in Greece (Halos), I remember that we carried away the dirt in “zambilis”, which suggests that the word has entered modern Greek as a loanword from the Turkish language. Perhaps it’s originally an Arabic word, that was borrowed by the Turks first?

I used to have two pages on the site, based on photos from 2004. But I’ve been there again and again, sometimes twice a year, so I revised everything, and it’s now aquí.


Ver el vídeo: Chogha Zanbil Ziggurat, Susa, Khuzestan